CORD

Viviendas para Jóvenes Creadores

Córdoba, Córdoba

La  propuesta divide en dos la solución para multiplicar su efecto, dos edificios exentos que intentan adaptarse al máximo a la alineación oficial, pero quedando despegados de los edificios colindantes. Dos cuerpos diferenciados envueltos con una celosía cerámica continua que los protege. Cada uno con un patio central abierto, con una lámina de agua (y aljibe) en su interior, entrando en competencia con otros tantos patios cordobeses. 
Se visten con un ropaje propio de la arquitectura islámica que actúa como una pantalla que permite el paso del aire y la luz. Como en el sistema de la transpiración del cuerpo humano, al mismo tiempo enfriaremos la piel cerámica mediante nebulizadores con agua de lluvia acumulada en el aljibe central. Cada patio despliega sus brazos (uno, dos, tres)  en cada planta (a norte, a sur, a este) para tocar la piel exterior y abrir un hueco a las vistas lejanas y proporcionar ventilación constante. Estas zonas abiertas a la luz, al aire,  a las vistas y a todos, tienen una proporción de una habitación más.
La división en dos permite abrir una nueva calle entre las nuevas edificaciones, mejorando comunicación peatonal. También mejora la ventilación al estar orientado al noroeste como la dirección del viento predominante en Córdoba. Los portales se abren a través de rampas accesibles a esta calle interior entre ambos edificios.